octubre 23, 2021

MUSICHOOD

Información musical online

El joven que fue la portada de “Nevermind” demanda a Nirvana por pornografía infantil

El joven que fue la portada de “Nevermind” demanda a Nirvana por pornografía infantil

Cuando solo era un bebé, Spencer Elden fue la portada de “Nevermind” uno de los álbumes más emblemáticos de la famosa banda Nirvana. Nevermind está a nada de cumplir 30 años, pero enfrenta una demanda por parte de Spencer por pornografia infantil. 

Con ahora 30 años de edad, Spencer presentó una demanda ante el tribunal de Los Ángeles, planteando que “sufrirá daños de por vida”. Culpa a los miembros de la agrupación, de producir y publicitar “pornografía infantil comercial” al haber usado una foto suya cuando era bebé en la portada del icónico álbum. 

“(Los) demandados comercializaron intencionadamente la pornografía infantil de Spencer y aprovecharon la naturaleza escandalosa de su imagen para promocionarse a sí mismos y a su música a costa de él.” “Los demandados utilizaron la pornografía infantil en la que aparecía Spencer como un elemento esencial de un esquema de promoción de discos comúnmente utilizado en la industria musical para llamar la atención, en el que las portadas de los álbumes posaban a los niños de una manera sexualmente provocativa para ganar notoriedad, impulsar las ventas, y obtener la atención de los medios de comunicación, y las críticas”

Comentarios de una parte de la demanda según The Guardian.

El demandante pide un juicio con jurado, y una cantidad de USD$ 150.000 a cada uno de los 17 acusadas, que incluyen a los miembros de Nirvana, Courtney Love, el fotógrafo y diseñador del álbum, y los sellos discográficos Universal Music Group, Geffen, Warner y MCA Music. La demanda menciona que el fallecido Kurt Cobain, eligió la imagen de Elden con sus genitales visibles, con el propósito de llamar la atención de forma para atraer más billetes. 

“La verdadera identidad y el nombre legal de Spencer están ligados para siempre a la explotación sexual comercial que sufrió cuando era menor de edad y que se ha distribuido y vendido en todo el mundo desde que era un bebé hasta la actualidad”

Kirk Weddle, fue el fotógrafo encargado de la portada de Nevermind. Era amigo de los padres de Elden, a los cuales se les consultó si su bebé de 4 meses podía ser parte de la sesión, y se les pagó 200 dólares. Hasta la actualidad, el disco ha vendido más de 30 millones de copias. La demanda informa que Elden ni sus padres, autorizaron el uso de sus fotografías.